Saltar al contenido

¿Usar lubricante durante el sexo? ¡Te lo contamos TODO!

12 diciembre, 2019

¿Te has preguntado alguna vez si necesitas tener un lubricante en el cajón junto a tu cama? ¿Utilizas lubricante de forma habitual o puntual, pero tienes preguntas acerca de este producto? No te preocupes, a continuación te contamos todo lo que debes saber.

Hemos realizado una pequeña encuesta entre todos nuestros lectores y les hemos preguntado qué dudas inconfesables tienen acerca del uso del lubricante para escribir este post. ¡No te pierdas lo que nos  han preguntado!

¿Se puede usar lubricante caducado?

A ver, poder… se puede. Eso sí, no te lo recomendamos bajo ningún concepto. Es cierto que normalmente se trata de productos con una caducidad larguísima, pero teniendo en cuenta su precio y los riesgos a los que te expones (que haya perdido la consistencia necesaria para cumplir  con su cometido, que haya desarrollado un aspecto u olor desagradables, que pueda  provocarte una irritación o incluso una  infección en el peor de los casos), ¿crees  que  merece la pena?

Nosotros, sinceramente, no.

¿Puedo utilizar lubricante durante el embarazo?

Sí, sin ningún problema. Simplemente, como en tantas  otras cuestiones durante este período, debes tomar ciertas precauciones al elegirlo: asegúrate de que ha sido probado en mujeres  embarazas, para garantizar  que no vas a tener problemas por usarlo y, siempre, lava bien la zona genital después de cada encuentro sexual, para evitar infecciones.

Además, si el lubricante  que usas durante  el embarazo te va bien, consérvalo después del parto: la lactancia favorece la sequedad vaginal y tus relaciones sexuales serán mucho más cómodas y placenteras  con esa ayuda extra.

Eso sí, recuerda: el lubricante NO PREVIENE EL EMBARAZO. Ni las ETS.

¿Usar lubricante es malo o bueno?

Veamos… Un producto barato, fácil de usar y que mejora exponencialmente  tus relaciones sexuales… ¿Tú que crees? ¡Por supuesto es bueno! Nosotros somos firmes defensores de experimentar, innovar y probar todo aquello que te permite disfrutar más durante  el sexo y el lubricante es, sin duda, uno de los productos que más te pueden ayudar en ese sentido. ¿No te lo crees? Pruébalo y nos cuentas.

¿Puedo usar (cualquier producto random que se te ocurra) como lubricante?

Esta es una de las preguntas que  más nos han hecho. Desde personas que han probado con productos más o menos naturales, como aceite de oliva, de almendras o de coco, hasta lectores que se preguntan si pueden usar vaselina o incluso ¡crema hidratante!

Nuestro consejo aquí es el mismo que en el caso de  los lubricantes caducados: ¿puedo usar aceite de oliva? Puedes ¿Me va a pasar algo? Probablemente no (ni con el aceite ni, seguramente, con el resto de productos mencionados). Ahora bien, ¿merece la pena arriesgarte a una irritación en la  zona genital por no usar un producto específico? Echa un vistazo a nuestra tienda y te sorprenderá la gran cantidad de variedades y precios que puedes encontrar, verás como no te vuelves a plantear usar cualquier cosa como lubricante.

¿Cómo se usa el lubricante?

No hay normas, déjate llevar… Si visitas nuestra tienda verás que puedes encontrar lubricantes de todo tipo: con base de agua o de silicona, de sabores, para lubricación anal, geles de placer, lubricantes que, además, sirven como aceite de masajes… En el sexo, lo importante es experimentar, jugar, aprender de  las propias experiencias.

Si aún no tienes claras tus preferencias, visita nuestra sección de lubricantes monodosis, hazte con varios que te llamen la atención y resérvate un fin de semana entero para probarlos todos. ¿Se te ocurre mejor plan?

Riesgos de usar lubricante

Los lubricantes son productos súper seguros, que han sido testados para garantizar su uso en condiciones normales, pero como cualquier producto cosmético pueden acarrear  algunos riesgos si no se utilizan de  forma correcta:

  • Siempre que vayas a utilizar lubricante y preservativo, debes asegurarte de utilizar un lubricante con base de agua, ya  que los de base aceitosa pueden dañar el condón. Esto es igualmente válido para la inmensa mayoría de juguetes eróticos.
  • No utilices lubricante si tienes alguna infección vaginal, ya que, por un lado, puede agravar  las molestias que este trastorno ocasiona, mientras que por otro puede extender la infección.
  • No mantener la higiene necesaria: aplicar el lubricante con las manos sucias implica que esa suciedad llegue a  tus genitales. Desagradable, ¿verdad?

¿Es bueno usar lubricante la primera vez?

La primera vez siempre es un momento muy especial y los propios nervios del momento pueden impedir la lubricación natural del cuerpo, independientemente del grado de excitación. En eso casos, es muy recomendable ayudarse con el lubricante, pero eso sí: ten cuenta todo lo que hemos explicado antes acerca de  su uso.

Siento ardor al usar lubricante, ¿es normal?

No. Si notas que cuando usas lubricante te escuece, te duele o te pica la zona genital, lo primero, suspende el uso y lava la zona con abundante agua fría. Puede ser una simple irritación por alergia a alguno de sus componentes o puede enmascarar algo peor, como una infección o candidiasis. Como ya hemos explicado antes, los lubricantes son productos completamente seguros, pero se ha observado que en mujeres propensas a tener hongos vaginales, el uso constante y repetido de lubricantes puede favorecer que las infecciones aparezcan más a menudo.

Si este es tu caso, evita lubricantes solubles al agua con glicerina, geles con aromas y sabores o productos de contraste frío calor.

¿Qué lubricante usar con preservativo?

El uso de lubricante con preservativo está muy recomendado, ya que puede ayudar a evitar roturas accidentales al permitir que  el condón se deslice mejor durante la penetración. Sin embargo, no todos los lubricantes sirven para todos los preservativos. Toma nota:

  • Si vas a usar un preservativo de látex, evita los lubricantes con base de aceite, que pueden dañar este material. Además, evita utilizar a modo de lubricante cualquier producto de base aceitosa, como vaselina, crema de manos o similares. En este caso, opta siempre por productos de base acuosa.
  • Por el contrario, si tienes  alergia al látex y vas a utilizar un preservativo de poliuretano (o bien si tienes alergia a los lubricantes de base acuosa o de silicona) sí puedes elegir lubricantes cuya base sea el aceite.

¿Qué lubricante puedo usar debajo del agua?

Seguro que estás de  acuerdo en que el sexo en agua es una fantasía recurrente en nuestra sociedad: piscinas privadas, playas desiertas y jacuzzis pueblan nuestros sueños más eróticos pero la realidad se interpone: el agua elimina gran parte de la lubricación natural, consiguiendo que esa fantasía largo tiempo acariciada se  convierta en un suplicio que nada tiene que ver con lo que habíamos soñado. ¿Te suena?

Afortunadamente, hoy día existen soluciones para todo. A continuación, te contamos cuáles son tus opciones, en función de si vas a usar preservativo o no:

  • Lubricantes con base de aceite: como ya hemos explicado, pueden dañar los preservativos de látex, comprometiendo su eficacia, así que sólo están recomendados en el caso de que no vayas a usarlos.
  • Lubricantes con base de silicona: son seguros con los condones de látex, resistentes al agua y no se absorben por el cuerpo, lo que los convierte en la opción ganadora. En su contra tienen que son un poco más caros pero, ¿vas a ponerle precio a tus fantasías acuáticas?

¡Hasta aquí la ronda de preguntas de hoy! Si tenéis alguna duda más acerca del uso de los lubricantes sexuales o acerca de cualquier tema, podéis dejarnos un comentario en este post o enviarnos un mail… Estamos encantados de responder.