Saltar al contenido

Vida sexual: ¿cómo saber si la tuya es aburrida?

9 julio, 2019
¿Qué es la vida sexual?
Vida sexual: ¿cómo saber si la tuya es aburrida?
5 (100%) 3 voto[s]

Los seres humanos estamos compuestos básicamente por lo que conocemos como: cuerpo, mente y espíritu. Algunos nos enfocamos más en el desarrollo de la mente, estudiando sin parar, leyendo, formándonos a través de tiempo; otros en cambio se dedican más al espíritu y logran desarrollar esas capacidades extra sensoriales que dicen que todos poseemos.

Ninguna de esas opciones está mal, pero tampoco es la correcta, porque debemos tratarnos como un todo. Desarrollándonos de esa forma tendremos salud en todas las áreas, incluyendo la sexual, ya que el sexo forma parte del cuerpo, la mente y el espíritu. Si nos sentimos bien con nosotros mismos nos trataremos mejor y nos relacionaremos mejor con los demás, lo cual se traduce en salud.

10 consejos para estimular la vida sexual de la pareja

La vida sexual empieza en nosotros mismos. y querernos es imprescindible. Para ello, es fundamental estimular y fortalecer esa relación interpersonal con métodos como:

  1. Comunicarse adecuadamente: hablar de sexo antes y durante su práctica.
  2. Tomar la iniciativa: porque si no le comunicas a tu pareja el deseo que sientes por él o ella, no podréis comunicarnos adecuadamente.
  3. Ser creativo e ingenioso: experimentad con los lugares, las posturas e incluso los atuendos.
  4. Ser espontáneo: manifestad el deseo en el momento que se sienta y satisfaced el deseo si la situación lo permite.
  5. Encontrar tiempo y espacio para la intimidad a pesar de las ocupaciones del día a día.
  6. Darle cabida al romanticismo: sin importar la edad, los chocolates y las flores siempre son bien recibidos.
  7. Dedicarle tiempo al juego previo: no vayáis directos a la genitalidad y al coito, hay mucho placer en esperar.
  8. Estar informados y dispuestos sobre técnicas y juegos sexuales, para hacerlo todo más interesante.
  9. Tener una alimentación sana.
  10. Hacer ejercicio físico.

Cómo estimular la vida sexual en pareja

El sexo más allá del coito

Se refiere a que el sexo va más allá de la vagina y el pene: está en la piel, en los 5 sentidos, en el cerebro. Esta concepción del sexo invita a disfrutar del mismo de una manera integral, con ejercicios prácticos donde los miembros de la pareja se desvisten y van empleando, en turnos alternos, técnicas y estímulos sexuales de distinta índole.

De este modo, se permite descubrir el universo de sensaciones que se despiertan más allá de los órganos genitales.

Fases de la sexualidad

Pese a la falsa creencia de que el sexo y la sexualidad es algo de mayores, ebn este post te explicamos las fases hasta llegar al deseo real y al apetito sexual que comunmente se conoce,.

Pubertad

Es la época de los descubrimientos, de las primeras veces, de todos los cambios a la vez. Aparecen los senos, los vellos, las caderas más anchas, cambia la voz… Y la masturbación está a la orden del día.

Adolescencia

Etapa de los primeros encuentros sexuales. Habiendo ya practicado con uno mismo, nos atrevemos a volcar nuestro deseo sobre el otro. Si algo puede caracterizar esta etapa es la torpeza, ya que somos inexpertos, incluso aunque nos sepamos la teoría.

Juventud

Si en la adolescencia comenzaron los encuentros sexuales, es en la Juventud cuando se empieza a disfrutarlo. Ya tenemos suficiente práctica para preguntarnos: ¿qué debo hacer para dar y sentir más placer? Es el momento en que los juguetes sexuales aparecen para quedarse, ya que podemos empezar a ampliar nuestros horizontes.

Edad adulta

La característica de esta etapa es la seguridad en ti mismo. Ya has vivido suficiente como para saber lo que te gusta y hasta dónde estás dispuesto a llegar, qué quieres probar y qué no. Esa misma seguridad abre la mente para experimentar cosas nuevas en solitario o en pareja.

Madurez

Es una etapa para hacerlo todo a más volumen. Somos más seguros, estamos más cómodos Y tenemos suficiente experiencia para decir: “eso ya lo probé y no me gusta, pero quiero hacer esto otro”. Es la etapa en la que hablamos con sin ningún tipo de tapujo o vergüenza.

Tercera Edad

Es necesario romper los paradigmas sobre la vejez que dicen que los “viejos” no tienen sexo. Puede que sea en menor cantidad pero no es de menos calidad. Es el momento para disfrutar de las caricias, de la intimidad y de la compañía. Además, el sexo se puede practicar para aprovechar sus beneficios para la circulación y el tono muscular.

¿Qué significa ser sano sexualmente?

Significa que eres capaz de disfrutar de tu cuerpo, de las relaciones y de la vida sexual estando en paz contigo mismo y relacionándote con los demás de manera armónica, sin tensiones ni presiones ni toxicidad.

Qué es la salud sexual

¿El sexo te hace bien?

El sexo es un agente beneficioso para el ser humano en el aspecto emocional, físico y hasta espiritual. Cuando tenemos un orgasmo el cuerpo segrega endorfinas, una hormona que inmediatamente nos hace sentir relajados y contentos.

Tener sexo aumenta la autoestima y la seguridad en nosotros mismos, también ayuda a conciliar el sueño y disminuye notablemente los niveles de estrés.

¿Cómo puedo tener una vida sexual sana?

La salud sexual empieza por la aceptación y el cuidado de nosotros mismos en el plano emocional y físico, y se extiende a la forma en que nos relacionamos con otros en esos mismos aspectos, involucrando el contacto sexual pero sintiéndonos cómodos y seguros.

¿Y cómo lo logramos?

  1. Conociéndonos bien a nosotros mismos, sabiendo cuáles son nuestros límites y, si estamos en pareja, cuáles son los suyos.
  2. Sintiéndonos cómodos con la identidad de género y la orientación sexual, tanto la propia como la de nuestra pareja o compañero sexual.
  3. Disfrutando del acto sexual con responsabilidad, para evitar embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

Vida sexual para las parejas

Nos referimos en este caso a un ejercicio específico que consiste en estimular todo el cuerpo menos los genitales y dejar excluido el coito. La pareja puede taparse los ojos y acariciar el cuerpo con más o menos intensidad, con aceites, juguetes, con música…la idea es hacerse consciente de que se percibe placer sexual más allá de los órganos genitales y del coito como tal.

Consejos para mejorar la vida sexual

Algunos consejos prácticos para mejorar la vida sexual en solitario o en pareja:

  • Mantente informado sobre el tema sexual, cuanto más te informes mejor sabrás Vida sexual. Aquí también entra la forma adecuada de abordar el tema del sexo con un hijo adolescente, ya que como padre o madre serás una de las primeras personas en informarles del tema. ¡El sexo es un tema tan amplio que sirve incluso como un elemento para romper el hielo!
  • Tomate tu tiempo, porque nadie nace sabiendo. No debemos querer ser expertos en sexo anal tras únicamente dos sesiones, el proceso debe ser divertido.
  • Lubricación: más allá de la edad o de condiciones específicas por alguna condición médica, estar lubricado hace que todo el proceso sea más fluido, sobre todo si usamos juguetes sexuales.
  • Manifiesta tu afecto más allá del coito para entrar en la intimidad. Sea que disfrutas de tu sexualidad con tu pareja a largo plazo o con un compañero sexual, siempre es valioso hacerles saber cuánto les apreciamos.
  • Utiliza el enfoque sensorial estimulando todo el cuerpo humano, que es tan hermoso y sensible; y eso incluye al cerebro.
  • Atrévete a practicar diferentes posturas en lugares inusuales, en el momento menos esperado. No es necesario ser atleta o gimnasta para tomar posturas más excitantes. La misma postura con diferente indumentaria ya lo hace distinto. Y por indumentaria nos referimos a disfraces eróticos que propician roles diversos.
  • Cumple tus fantasías. 
  • Haz ejercicios de Kegel para mantener tonificados los músculos de los esfínteres.
  • Estar relajados. A veces tener sexo se convierte en una obligación, y eso le añade tensión e incluso hasta nos inhibe, por lo que se recomienda estar relajados sin pensar en términos de proporciones, pericias o desempeños. Y, sobre todo, no practicar sexo por obligación: debe ser algo orgánico.

Ejercicios para mejorar la salud sexual

Hábitos para mejorar la salud sexual

Podemos hacer de un hábito todo aquello que nos haga bien, que nos aporte bienestar, para ello solo debemos practicarlo con la frecuencia adecuada para que quede fijado en nuestra mente y se convierta en parte de nuestra vida cotidiana. Algunos hábitos que sabemos aportan bienestar a nuestra vida y repercuten directamente sobre nuestra vida sexual son:

  • Hacer ejercicio regularmente, escogiendo la actividad que más nos guste o se acomode a nuestras necesidades. Incluso podría ser en pareja, como el ciclismo.
  • Dejar el tabaco o evitarlo; no solo para evitar enfermedades respiratorias sino el mal aliento.
  • Comer más sano.
  • Usar métodos anticonceptivos y evitar ETS.
  • Tener relaciones emocionalmente sanas, evitando todas aquellas que sean tóxicas en cualquier manera o medida.

Alimentos recomendables

Para mantenerse saludable sexualmente se recomienda ingerir alimentos que den energía pero de manera sana, como parte de la dieta habitual; por ejemplo:

  • Verduras porque contienen Vitamina C y hierro.
  • Grasas insaturadas.
  • Cítricos porque contienen Vitamina C, antioxidantes y ácido fólico.

Lo ideal es tener una dieta equilibrada y complementar con minerales y vitaminas que protegen tanto nuestros músculos como nuestros huesos.