Saltar al contenido

Columpios sexuales, guía de compra y uso

18 marzo, 2019
¿Qué son los columpios sexuales?
Columpios sexuales, guía de compra y uso
5 (100%) 1 voto[s]

Hay momentos en que las relaciones sexuales se vuelven monótonas y nos vemos en la necesidad de encontrar nuevas maneras de disfrutar del sexo y sentirnos plenamente satisfechos. Si lo que queremos es una experiencia sexual de alto vuelo es hora de recurrir a un columpio sexual.

Veamos los factores a considerar antes de comprar uno de estos columpios.

¿Qué es un columpio sexual?

El columpio sexual es objeto BDSM pensado para ser usados con estructuras fuertes de pared o colgadas en el aire, especialmente diseñados para practicar en ellos las mejores posturas en pareja.

Se trata así, de un asiento suspendido de cuerdas que se usa para mecerse o columpiarse. Se usa con fines sexuales y constan de 3 correas, una en la espalda superior, una en la espalda lumbar y otra en los tobillos.

¿Qué es un columpio sexual?

Hablamos de correas pero también puede ser una combinación de materiales como barras metálicas, cadenas, correas de cuero y gamuza, entre otros.

Características

Están pensados para ser instalados de manera fácil y sencilla y sin herramientas profesionales. A continuación, lo que debemos saber para comprar e instalar un columpio sexual. Los columpios sexuales tienen 5 características primordiales:

  • Vienen pre ensamblados.
  • Tienen un cable de acero que atornilla al techo mediante un anclaje con pernos.
  • Hay opciones que se colocan en las puertas y se recomiendan para quienes los usaran eventualmente. Se instalan solo en momento en que se van a usar, se quitan, se pliegan y se almacenan hasta la próxima ocasión.
  • Vienen en materiales seguros y lavables y nos referimos a las correas que pueden ser de neopreno o cuero, para que además de seguridad la sensación sea agradable.
  • Son resistentes y seguros, capaces de soportar hasta 160 kg dependiendo de la marca y modelo.

¿Cómo instalar un columpio erótico?

Fáciles de instalar y no se necesitan conocimientos ni herramientas especiales:

  • Escalera.
  • Imán.
  • Taladro.
  • Broca.
  • Un perno.
  • Alicates.

Como los columpios sexuales se encuentran en 2 versiones: de techo y para puerta.

Columpio sexual al techo

Columpios sexuales de techo

Se trata de columpios que, como su propio nombre indica, van anclados al techo y son ideales puesto que la altura puede ajustarse de mejor manera y son más comunes en hoteles y habitaciones de BDSM.

Proceso de montaje del columpio de techo:

  • Coloca tu escalera exactamente donde se ubica la viga.
  • Taladra un agujero de 5 cm en la viga.
  • Atornilla el perno de manera segura.
  • Cuelga tu columpio y haz una pequeña prueba a ver si se siente seguro con tu peso.
  • Ajusta la altura y disfrútalo.
  • Si el lugar de instalación es un techo de hormigón debes usar tacos de expansión metálicos ya que este tipo de columpio es para dejarse fijo en el lugar que se decida.

Columpios sexuales para puerta

Instalación de un columpio sexual en una puerta

Es ideal si estás iniciando y el quedar suspendido en el aire todavía no te gusta. De esta manera, al estar anclado a una tu espalda no sentirá el vacío y será como si tu pareja te tuviera en brazos solo que con un punto de apoyo para tu espalda. También es ideal para soportar mejor las embestidas de tu pareja.

El montaje y desmontaje de los columpios para puertas realiza así:

  • Se instalan de manera que la persona queda suspendida en el aire con la espalda pegada a la pared y es muy utilizado para la postura del abrazo, donde el hombre penetra a la mujer mientras la abraza.
  • Este tipo de columpio es temporal y debe ser instalado si y sólo si la puerta es solida. 

Ruedas de la Vergüenza Vietnamita

Es un bastidor de tubo de acero de alta resistencia que soporta un peso de hasta 180 kilos y no requiere de ningún orificio ni en techos ni en puertas. Esta rueda da una rotación de 360 grados, lo que permite multiplicar de manera exponencial las posiciones que puedes hacer y el placer que puedes recibir.

Columpios sexuales y BDSM

El Bondage es una práctica erótica para aquellos que disfrutan el sexo de manera diferente. Estos columpios son ideales tanto para parejas amantes del bondage y de las prácticas BDSM como para todas aquellas que quieran experimentar divertidas y emocionantes formas de vivir su sexualidad de un modo fresco y desinhibido. Y tú, ¿te atreves con el BDSM?

¿Para que sirven los columpios sexuales en la practica del bondage?

Posturas para sacar el mejor partido a tu columpio erótico

Como te venimos contando, este tipo de innovaciones permiten a las parejas practicar posturas impensables en otras condiciones. Por eso, están creadas para las parejas más morbosas y atrevidas. Si quieres puedes descubrir aquí algunas de las más llamativas y practicadas.

  • La caída: la mujer se coloca boca arriba apoyando la parte baja de la espalda en el columpio y los pies sobre los hombros de su compañero.
  • La mariposa: la mujer boca arriba con los pies doblados y apoyados en las cuerdas laterales, con el hombre de frente.
  • La iguana: boca abajo en el columpio, pelvis en el asiento, pies en las correas laterales y manos en el suelo.
  • La esclava: boca abajo, abdomen en la base del columpio, piernas hacia arriba, las manos en las correas laterales.
  • La fe: hombre detrás de la mujer en sentadilla , la mujer también en sentadilla pero sostenida de las correas del columpio. La espalda en el asiento y sostenida de las correas.
  • La paloma: en esta posición solo se siente placer, sin moverse mucho sino haciendo fuerza para sostenerse en la postura.

Posturas en un columpio sexual

Es importante saber que si bien es cierto que según la posición que se realice la mayor parte del peso corporal descansa sobre el columpio también es cierto que en algunas posiciones hay que hacer uso de la fuerza sea del que se columpia o del que penetra.

Este juguete sexual requiere tener siempre en cuenta la seguridad, que proviene del uso adecuado del mismo, de la limpieza que se le de y del buen almacenamiento.