Saltar al contenido

Para qué sirven los geles de placer

20 septiembre, 2019
Pareja en la cama disfrutando del gel de placer

El gel lubricante es un producto que permite a las parejas mantener unas relaciones sexuales más placenteras. Además, este producto está pensado para aquellas mujeres que tienen problemas de lubricación de forma natural.

¿Para qué sirven los lubricantes de placer?

La sequedad vaginal puede surgir por múltiples causas y no indica obligatoriamente que la mujer no está excitada: la maternidad, el estrés o los cambios hormonales pueden derivar a que la mujer no llegue a lubricar lo suficiente para mantener una relación sexual plena y sin dolor.

Pareja contenta después de probar el gel lubricante

Los lubricantes sirven para eliminar ese problema: además, son esenciales para el sexo anal y también pueden utilizarse en el sexo oral. Aparte, estos geles también sirven para potenciar las sensaciones y dar un toque novedoso a las prácticas sexuales. Los lubricantes de placer se pueden utilizar por muchos motivos, aquí te mostramos los más comunes:

  • Problemas de lubricación natural: en estas situaciones, los geles de placer deben acompañante siempre para conseguir una relación sexual placentera.
  • Tamaño del pene: si la vagina es muy estrecha o el miembro es muy grande, el coito puede ser molesto.
  • Sexo anal: en estos casos, el gel lubricante es fundamental. Estamos hablando de una zona delicada que no lubrica de manera natural. Por eso, es necesario un producto de estas características que consiga dilatar y lubricar el ano.
  • Diversión: este tipo de productos se caracterizan por mejorar las relaciones sexuales de la pareja. Ya no se basará en un simple coito, ahora podrás experimentar y descubrir nuevas formas de tener sexo.

Cómo se usan

Estos geles pueden emplearse en cualquier zona del cuerpo, algunos incluso pueden ingerirse. El lubricante puede utilizarse con un estimulador, porque facilita su desplazamiento por todo el cuerpo y potencia las sensaciones.

Además, pueden utilizarse con los preservativos sin peligro de rotura; en estos casos, lo mejor es leer las instrucciones del producto para confirmar que no hay ninguna contraindicación. A continuación te mostramos cómo utilizar estos geles lubricantes para que disfrutes al máximo de tus prácticas sexuales:

  1. Destapa el lubricante y pon una pequeña cantidad sobre la yema de tus dedos. De esta forma, comprobarás su textura.
  2. Añade una mayor cantidad sobre la palma de tu mano.
  3. Aplica esa cantidad el gel lubricante en la zona que desees, siempre con cuidado.
  4. Disfruta.
  5. Una vez acabado, guarda el lubricante.

No existe una cantidad exacta para aplicarlo; lo mejor que puedes hacer es ir probando según te vayas excitando. Eso sí, lo más recomendable si eres novato es aplicar una pequeña cantidad en tus zonas íntimas, para irte familiarizando con el producto.

¿Puedo usar un gel lubricante estando embarazada?

Normalmente, las mujeres suelen lubricar más durante el embarazo, debido a los cambios hormonales que experimenta su cuerpo. Aún así, existen personas a las que, estas variaciones, les afecta de manera contraria y no generan suficiente lubricación de forma natural.

Cada mujer es diferente; por eso, lo más recomendable es consultar con tu médico antes de utilizar un gel lubricante. No lo pienses más y disfruta al máximo de tus relaciones sexuales con tu gel lubricante.