Dolor durante el sexo y como evitarlo
Puntúa este artículo

No todo es placer en la intimidad. En algunos momentos puede que hayas sentido dolor durante el sexo. Es posible que haya ocurrido porque el compañero hizo algo que no debía o por alguna causa interna, sea física, psicológica o emocional.

Hoy, te explicaremos las causas más comunes del dolor durante del sexo y te daremos algunas recomendaciones para que puedas evitarlo

¿Por qué existe el dolor durante las relaciones sexuales?

Existen diferentes motivos que pueden originar el dolor durante el sexo. Entre las razones más comunes de la incomodidad y el malestar tenemos.

Problemas en la piel

Una infección o dermatitis puede causar mucha incomodidad, sobre todo si está dentro de las paredes de la vágina y no te has dado cuenta

Posibles lesiones

Aquellos microtraumas que tuviste en el pasado, como un accidente, una cirugía en tu área genital o los cortes hechos por los espacialistas para facilitar la labor de parto, también ocasionan dolor durante el sexo. Recuerda que son heridas y que la zona queda con una mayor sensibilidad.

Sequedad vaginal

Un elemento fundamental para que puedas disfrutar de una penetración es la lubricación, si no estás lubricando probablemente presentes dolor durante el sexo. El jugueteo previo es indispensable para solucionar este inconveniente.

Vaginitis vs vaginismo

Estos conceptos son parecidos pero no significan lo mismo, así que debes tener clara la diferencia.

La vaginitis es una inflamación de tu mucosa vaginal que hace que aumente la secreción en la zona. Puede llegar a ser incómodo ya que generalmente va acompañada de irritación, ardor y picazón. Es producida por hongos y bacterias.

El vaginismo, por otro lado, es la contracción involuntaria de los músculos de la vagina que ocasiona dolor al momento de la relación sexual. Puede ser ocasionada por diferentes motivos, como traumas previos, falta de información y comunicación e inseguridad.

Episiotomía

Si diste a luz de manera natural de seguro escuchaste de esto. Es una incisión que practican antes del parto, desde la parte de posterior de la vagina hasta el perineo, con el fin de facilitar la salida del bebé. La recuperación es un poco tardad y debes tomarla en consideración a la hora de tener relaciones sexuales.

Alergia al látex

Hay mujeres que no les cae nada bien el material del condón. Puede llegar a ser incómodo originando dolor durante el coito.

Problemas emocionales o de pareja

Si te sientes mal psicológicamente o tuviste un trauma durante tu niñez de índole sexual, tu percepción del sexo se verá afectada. También ocurrirá si no te sientes cómodo o en sintonía con tu pareja.

Tratamientos médicos

Toma en consideración los medicamentos que ingieres, ya que pueden cambiar tu apetito sexual. Algunos de los medicamentos que poseen este efecto secundario son: antidepresivos, sedantes, pastillas para la tensión, los antihistamínicos e incluso algunas pastillas anticonceptivas.

¿Qué hacer cuando la penetración es dolorosa?

Relajación

Tienes que aprender a relajarte y disfrutar del momento. Practica la respiración abdominal para que te ayude a dilatar los vasos sanguíneos.

Probar distintas posturas

Las posturas sexuales ayudan a que sientas la penetración de diferentes maneras. Una que es muy útil es la de la mujer sobre el hombre, de modo que sea ella quien lleve el absoluto control de la situación.

Si existe dolor y él está llevando las reglas del juego, debes hablar y comunicarle en qué momentos te molesta la penetración. ¡Tenle confianza!

Alargar el juego previo

Extender la duración de los besos, las caricias y el toqueteo hará que te excites más, lo que favorecerá la lubricación vaginal. Recuerda que tu vagina sube de temperatura poco a poco, puedes utilizar diferentes juegos para subir el tono del momento.

Utilizar lubricantes

Cuando sientas que tu lubricación es escasa, sobre todo si acabas de dar a luz o pasaste la menopausia, es recomendable que utilices un lubricante.

Acudir al especialista

Es importante que si sientes que el ardor, la picazón o el dolor son insoportables, acudas al médico. Si tu problema va más por lo emocional o no quieres estar con tu pareja, entonces debes acudir a un psicólogo o a un terapeuta de pareja.

Finalmente, debes saber qué sucede con tu cuerpo y qué pasa en tu relación de pareja. Solo el conocimiento de ti misma y de tu entorno te permitirá conocer la solución ideal para tus problemas. Déjanos tus comentarios y no dejes de regístrate en nuestra página para que recibas más información sobre el tema.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.