Saltar al contenido

Sexo virtual seguro

1 agosto, 2018
Puntúa este artículo

¿En qué consiste el sexo virtual?

Practicar sexo virtual es una tendencia que ha cobrado mucho auge en los últimos años gracias a Internet. ¿Alguna vez te imaginaste que podías tener relaciones con alguien sin siquiera tocarlo o tenerlo cerca? ¡Ahora es posible! Anímate a experimentar esta nueva forma de conectarte con tu pareja (o pretendientes) y avivar la llama de la pasión entre los dos de forma segura.

Hoy en día, muchas parejas a distancia han hecho de esta experiencia en línea una alternativa para satisfacerse mutuamente a falta de contacto físico. El sexo virtual es una práctica que exige creatividad y, por supuesto, mucha líbido, pues se trata de un ejercicio donde la imaginación es clave. La calidad del encuentro sexual depende enteramente de la capacidad de ambos de ejercitar los sentidos sin poner ni un dedo en la piel del otro.

¿Suena extraño para ti? Te explicamos mejor de qué va el sexo virtual y cómo hacer de esta práctica un ejercicio erótico seguro:

Consejos para disfrutar del sexo virtual

El sexo virtual tiene que ser, ante todo, una práctica consensuada. Al igual que el sexo tradicional, tanto tú como tu compañero o compañera tienen que estar dispuestos a hacerlo, lo cual implica abrirse a la experiencia y asumir las cosas buenas y malas que surjan de allí. Por esta razón, lo más recomendable es que, si quieres tener relaciones en línea, lo hagas con una persona de confianza.

Ahora bien, la mayoría de las personas creen que el sexo virtual se reduce a intercambiar mensajes eróticos. Si bien esto es una parte importante, porque el lenguaje fomenta el deseo, también puedes ser un poco más explícito y enviar fotografías o grabaciones sensuales, preferiblemente a través de una plataforma privada (como los mensajes directos o en aplicaciones de mensajería cifrada), o incluso usar webcams para una sesión en vivo.

¿Qué puedes hacer durante una sesión erótica virtual? lo que harías habitualmente en una práctica sexual tradicional, solo que en vez de tocar a tu pareja, tendrás que estimular su imaginación. Si sabes qué le gusta a tu pareja (las partes favoritas de tu cuerpo, gestos, palabras, posiciones) será más sencillo para ti despertar el deseo. Si, por el contrario, no sabes muy bien por dónde empezar, pregúntale qué le gustaría ver u oír, ¡déjate llevar!

Toma precauciones

Como mencionamos más arriba, lo primero que debes tener en cuenta a la hora de practicar sexo virtual seguro es que tú y tu pareja se tengan confianza. Hacerlo con desconocidos puede ser muy excitante, pero también muy peligroso. Descarta la posibilidad de ser grabado pidiéndole a tu pareja que no deje registro de nada.

Además, es importante que, si vas a enviar imágenes o grabaciones en plataformas que no sean cifradas (chats en línea, redes sociales), procura no mostrar tu rostro o algún rasgo que implique tu identidad.

Usa las palabras tanto como las imágenes

El sexo virtual no solo se trata de mostrar el cuerpo o hacer gestos explícitos. También puedes usar las palabras para provocar a tu pareja. Comienza describiendo cómo te sientes, qué quieres hacerle al otro y cuáles son tus expectativas. Usa frases eróticas que lo descoloquen.

Los juegos de roles te ayudarán a darle un contexto a tus mensajes. Podrás darle rienda suelta a tu imaginación y describir escenarios o posturas que quieras experimentar poniéndote en personaje.

Disfruta de complementos y juguetes sexuales

Así como en el sexo tradicional, en el sexo virtual puedes hacer uso de juguetes eróticos que animen un poco la dinámica. Si aún no has probado un utensilio de estos, te animamos a que no te cierres a la experiencia comprando en nuestra tienda en línea.

Por otro lado, durante una sesión de sexo virtual, puedes animar a tu pareja usando lencería, disfrutando de una cena afrodisíaca a distancia (por webcam) o cualquier complemento que haga de esta práctica toda una vivencia memorable para los dos.

En el sexo virtual, todo es válido, cualquier cosa es posible, ¡atrévete a experimentar! Lo más importante es que sea una práctica segura, satisfactoria y que los deje con ganas de más.

En Tu juguete erótico sabemos lo que más te gusta, por eso no dejes de visitar nuestras otras entradas al blog. ¡Vive tu sexualidad plenamente!