Cómo lograr mayor excitación con las bolas chinas
Puntúa este artículo

Uno de los juguetes más solicitados en las tiendas eróticas son las bolas chinas, su incremento en las ventas llegó cuando el sensual Christian Grey las usaba para excitar a su nueva esclava, Anastasia. Todas las mujeres deseaban sentir lo mismo que Anastasia mientras caminaba de una habitación a otra portando con sí las bolas vaginales.

Este nuevo accesorio sexual, producen un placer adicional no sólo durante el sexo. Las bolas chinas pueden acompañarte en una esplendida sesión de sexo en solitario, pues hacen de la masturbación un momento único y fabuloso.

Los diferentes usos de las bolas chinas

Inicialmente las bolas vaginales fueron creadas con finalidades médicas, recomendado para mujeres que padecían músculos vaginales poco flexibles, así las bolas se encargaban de masajear las paredes de la vagina, estimulando el flujo sanguíneo del área y produciendo la contracción de los músculos para fortalecerlos.

Era la mejor terapia para mujeres que deseaban mantener los órganos pélvicos sanos, pues cuando no hay circulación constante en esta zona, se pueden desarrollar enfermedades inflamatorias. Aún cuando seas activa sexualmente, existen lugares donde el pene no llega además que el sexo debe ser placentero y no una consulta médica.

Pero como las parejas siempre buscan liberar la imaginación durante el sexo, le consiguieron un uso totalmente diferente a las bolas chinas, convirtiéndose en un juguete sexual y un compañero ideal en la cama, para darte placer cuando lo desees.

Orgasmos de película

La industria también se hizo presente para este cambio, las bolas chinas evolucionaron hasta que hoy, puedes encontrar en las tiendas online diferentes tipos de accesorios como aquellas diseñadas especialmente para la masturbación. Cuyo tamaño es mayor y están conectadas entre sí por una cadena, poseen un orificio en el centro y una bola más pequeña que se mueve independiente.

Si quieres lograr mayor excitación con las bolas chinas, utiliza tu juguete sexual con un poco de lubricante o puedes comprar un gel para la estimulación de orgasmos, así alcanzarás gran placer al acariciar el clítoris usando las bolas.

Poco a poco sentirás como las bolas se van introduciendo solas dentro de la vagina, si continuas el movimiento de estimulación vaginal será más sencillo introducir la segunda bola. En cambio si deseas poner algo de presión a tu zona, puedes empujar ligeramente la primera bola dentro y sentirás como si estuvieras siendo penetrada.

Inicialmente puede ser incómodo si estás recostada en la cama, pero el cuerpo se adaptará rápidamente al nuevo acompañante y te dejará sentir una presión interna muy excitante, además si las bolas pequeñas se mueven internamente, causarán un efecto de vibración adicional.

En este juego erótico, puedes llevar a otro nivel el sexo. Tu pareja puede introducirlas y sacarlas simulando la penetración del pene, incrementando el placer y la diversión. Las bolas chinas son perfectas para una noche de sexo en la que ambos desean relajarse.

Imagen cortesía de alibaba.com Todos los derechos reservados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.