Saltar al contenido

Sexo en la ducha, ¿cómo disfrutar sin terminar en el hospital?

30 abril, 2019
Tips para tener sexo en la ducha
Sexo en la ducha, ¿cómo disfrutar sin terminar en el hospital?
5 (100%) 1 voto[s]

Seguro que has fantaseado con ducharte con tu pareja y comenzar con el erotismo de las caricias enjabonadas y el agua tibia recorriendo vuestros cuerpos; sin embargo, el lugar es pequeño y puedes resbalar, sobre todo si intentas alguna posición algo acrobática.

No te espantes, en esta entrada te daremos tips, consejos e información necesaria para que puedas hacer tu fantasía realidad y sorprendas a tu pareja.

Cosas a tener en cuenta antes de practicar sexo en la ducha

Suena mejor de lo que suele ser, mientras prácticas sexo en la ducha, corres muchos riesgos de tener un accidente desde un moretón hasta la cabeza ensangrentada, por esta razón te damos unos consejos para que la práctica sea más placentera:

Qué saber  antes de practicar sexo en la ducha

  • No monopolices el agua: tu pareja podría estar helándose, compártela.
  • Evita que el agua os dé directamente a la cara: durante el sexo, gemirán y respirarán agitados, en cualquier momento el agua dificultaría respirar.
  • Disfruta de un buen sexo oral: pero el suelo está duro y resbala. Puedes colocar una toalla en el suelo.
  • Se podría pensar que el agua podría ser un buen lubricante natural, pero no lo es. Más bien es al contrario, la fricción se hace dolorosa.
  • Usa el preservativo fuera de la ducha, ya que estos no son compatible con el agua.

Preliminares

Se recomienda que los preliminares sean realizados fuera de la lucha. Esto hará que los dos cuerpos estén ya preparados para lo que va a suceder después.

Posturas

Las posturas que se pueden realizar en la ducha no son muchas, y te mencionaremos algunas que te encantarán:

Posturas para tener sexo en la ducha

  • Ella apoyándose de la pared de frente, él penetrándola desde atrás y cada uno con los pies en el suelo. No debería haber riesgo de caída y sí mucho placer.
  • Con un taburete, él se sienta y ella se sienta sobre él, de frente o de espaldas, aún más segura y perfecta para el placer.
  • El famoso perrito: ella se apoya en sus rodillas y manos, él la penetra desde atrás pudiendo acariciar glúteos, espalda y senos. El riesgo de resbalar disminuye considerablemente y es recomendable usar una toalla en el suelo para evitar la dureza de la superficie.
  • De rodillas y bien pegados: es una posición muy íntima, con esta podrán compartir el agua y mantendrán el equilibrio con facilidad.

Medidas de seguridad

Ya sabemos que el riesgo que se corre en la ducha al practicar sexo en ella es de respetar, por eso no está demás tomar medidas de seguridad:

Medidas de seguridad para tener sexo en la ducha

  • El suelo se resbala con el agua y más aún con el jabón. Para evitar resbalar: consigue una de esas alfombras antideslizantes, o bien podrías improvisar con una toalla en el suelo.
  • Usa lubricante: el agua no funciona como lubricante en estos casos. Utiliza lubricantes de silicón, estos tardan más en secarse.
  • No uses el condón sin lubricar: el lubricante que trae se lava con facilidad con el agua, entonces también puedes untarlo con el lubricante de silicón.