Saltar al contenido

Sexo anal: cómo prepararse para disfrutar del griego

7 junio, 2019
Sexo anal: cómo prepararse para disfrutar del griego
5 (100%) 2 voto[s]

El sexo, incluidas todas sus variables, juega un papel de suma importancia dentro de las relaciones. A pesar de esto, existen prácticas que pueden ser consideradas temas tabú, como lo es el sexo anal.

El sexo anal: ¿por qué es un tema tabú?

A pesar de las buenas críticas que las personas ofrecen después de haberlo practicado, aún existe un gran tabú en cuanto a la práctica del sexo anal. 

¿Por qué pasa esto? Muchos dan una explicación religiosa, pues en épocas antiguas era conocida como una práctica antinatural, por ir en contra de la fecundación y la tradicional forma de tener coito (coito vaginal).

Por otra parte, esta forma de tener sexo, es frecuentemente relacionada con experiencias de dolor.

¿Por qué es el sexo anal un tema tabú?

Guía de iniciación al sexo anal

Si bien iniciar en el sexo anal puede representar un reto y una experiencia totalmente nueva, es conveniente pensar que es solo una forma más de experimentar placer.

Durante los primeros momentos del sexo anal, es crucial mantener una comunicación abierta y constante y posteriormente, durante el acto, hacer saber cualquier incomodidad que pueda presentarse.

El receptor

El control durante todo el proceso de tener sexo anal es papel del receptor, quien debe controlar los ritmos y la intensidad de la actividad sexual.

Para iniciarte en el sexo anal deberás abrir la comunicación entre la pareja. Para ello, existen varias formas de cómo hacerlo, aquí alguna de ellas:

  • Expresarlo mientras tenéis un coito tradicional (vaginal), haciendo énfasis en tus deseos de cambiar un poco la rutina.
  • Utilizar un lenguaje que pueda incentivar un deseo sexual por parte de tu pareja, que lo lleve a insinuar probar algo nuevo.
  • Mediante un mensaje de texto, aunque puede que cuando llegue el momento, pierdas las ganas de probarlo.
  • Decirle directamente que deseas tener sexo anal.

Receptor de sexo anal

El dador

Antes de iniciar con esto debes tener en claro que tu pareja lo desee, que se sienta segura y que te haya dado luz verde.

Las conversaciones de cama son muy importantes, pues te permitirá saber qué cosas está o no dispuesta a aceptar durante el sexo anal. Además, debes en todo momento brindarle un ambiente cómodo y seguro.

¿Cómo practicar sexo anal sin dolor?

Trucos para que el sexo anal sea más placentero

Una vez hayas abierto tu mente a la gran experiencia de practicar sexo anal, deberás valerte de algunos trucos y datos para que aumentes en 100% la sensación de placer y la satisfacción de practicarlo.

El sexo anal no tiene porque ser doloroso, al contrario, puedes experimentar uno de los mejores orgasmos. Solo con una excelente mezcla de lubricantes, juguetes sexuales y un poco de picardía, estarás entrando en el juego.

Hidratante

El ano, a diferencia de la vagina, es una zona del cuerpo que no produce su propia lubricación; por eso, el uso de hidratantes o lubricantes que disminuyan la fricción al iniciar la penetración será la mejor de las decisiones para disfrutarlo al máximo.

Preservativos

El uso de preservativos te garantiza tanto seguridad a la hora de prevenir una infección, como un mayor deslizamiento y placer, principalmente porque disminuye la fricción.

¿Es necesario usar preservativos en le sexo anal?

Excitación máxima

El juego previo, que incluye tan sexo oral como la masturbación, son fundamentales. La penetración anal no se da tan fluida, por lo que elevar el lívido y dejarse llevar un poco no estará de más.

Paciencia

Al inicio costará un poco, principalmente porque el ano es mucho más estrecho que la vagina, bastará con mantener la calma y llevar el acto sexual a un ritmo adecuado.

Paciencia en el sexo anal

Comunicación

Antes de tener sexo anal, es importante que comuniques con tu pareja todos tus miedos, dudas e inseguridades sobre el tema; de esta manera, se evitan los malentendidos posteriores.

Juguetes para el sexo anal

Son una ayuda extra que nunca está de más durante el sexo anal. Estos pueden brindarte un plus durante el coito, lo que hará que esta sea una experiencia inolvidable.

Los juguetes sexuales dedicados a la zona del ano se caracterizan por poseer un tope en la base para prevenir que este se introduzca por completo en el ano. Además, pueden poseer formas variadas que van desde cilindros texturizados hasta esferas intercaladas que aumentan de tamaño.

Juguetes sexo anal

Precauciones a la hora de iniciarse en la práctica del sexo anal

La región del ano es una zona muy propensa a producir o padecer infecciones, además, este tejido es un poco sensible, por lo que cualquier objeto extraño demasiado grande puede ocasionar una lesión del ano.

Higiene y limpieza

En este caso, no solo hay que limitarse a lavar de manera adecuada la zona del ano, tanto dentro como fuera con el empleo de jabones íntimos, sino también, la higiene adecuada de tu pareja y de los juguetes sexuales que uses para estimular esta zona.

Intercalar cavidades

Debes tener en cuenta que no puedes pasar del coito anal al vaginal sin antes lavar de forma adecuada el pene, o cambiar el preservativo que uses, pues se corre el riesgo de producir una fuerte infección durante el intercambio.

Peligros del sexo anal

Protección

El uso de lubricantes que puedan ser bactericidas y el empleo del preservativo ayudarán a brindarte una mayor seguridad al tener sexo anal.

Algunos riesgos del sexo anal

Riesgos del sexo anal

Toda nueva práctica sexual conlleva ciertos riesgos. Por esta razón, queremos brindarte la información necesaria para prevenir. 

  • El no cambiar de preservativo al cambiar de cavidad puede causar una infección.
  • Pueden aparecer desgarros en el ano si no se realiza correctamente, debido a que este es menos elástico.
  • Si no hay empleo de lubricantes, puede causar dolor.+

Posturas para iniciarse en el sexo anal

Para la práctica de sexo anal en cuanto a las posturas no hay que ir muy lejos, pues pueden aplicarse las mismas posturas que para tener sexo vaginal. Alguna de estas es:

  • Postura de perrito: es una posición bastante erótica, permite ver el trasero de su pareja en toda su extensión, mientras que puede regular el ritmo de penetración.

  • De cuchara: permite un mayor contacto físico y cercanía. Además, con solo mover un poco la cabeza puedes besar a tu pareja con comodidad.

  • La andrómaca: consiste en que la mujer esté arriba del hombre, y será ella quien regule el ritmo y la intensidad. De este modo, además de conocer los límites de su cuerpo, podrá observa a su pareja de frente, punto que le agrega morbo a la relación.