Saltar al contenido

Qué lubricantes puedo usar para el ano

10 septiembre, 2019

El sexo anal es algo muy habitual entre parejas homosexuales y heterosexuales. Por eso, es necesario recordar que, para realizar esta práctica sexual de forma correcta, y sin dolor, es necesario utilizar lubricante.

Elegir el mejor lubricante para sexo anal

No todos los lubricantes valen para lo mismo; por eso, es importante elegir uno específico para el sexo anal. El objetivo principal de este producto es dilatar el ano y hacer más leve el dolor durante la penetración.

Lubricante para el sexo anal

Además, debes saber si el lubricante contiene elementos químicos que puedan dañar el preservativo. La mayoría de los lubricantes anales que se venden están fabricados con base de, lo que ayuda a mejorar el deslizamiento durante la práctica sexual.

También puedes encontrar otros hechos a base de agua, ideales para aquellas personas a las que les da alergia la silicona o buscan una textura más natural. Por otro lado, es recomendable que evites utilizar lubricantes con bases aceitosas, aceites de masaje o vaselina.

Cómo usar un lubricante para sexo anal

La utilización del lubricante es muy sencilla y los resultados son muy buenos. Si deseas mantener una relación sexual anal plena, es importante que tengas presente que el lubricante va a ser tu mejor amigo.

Lo primero que debes hacer es poner un poco de lubricante en la mano y aplicarlo en el pene o en la zona exterior del ano. Lo mejor es empezar con una pequeña cantidad e ir aumentando para evitar que resbale demasiado. Por si esto fuera poco, a continuación te dejamos unos consejos que debes tener presente para que la práctica sexual sea plena.

  • El ano no tiene lubricación natural: por ello, es importante que no escatimes y utilices una cantidad generosa de lubricante anal.
  • Extrema las precauciones: si tocas a tu pareja el ano con el lubricante, después debes lavarte las manos antes de tocar cualquier otra parte de su cuerpo. De no ser así, puedes provocar una infección a tu pareja.
  • Estimula el ano: antes de la penetración, masajea la zona exterior del ano, introduce los dedos untados de lubricante y consigue que tu pareja esté más excitada y se sienta más cómoda.
  • No lo hagas si estás embarazada: el sexo anal durante el embarazo puede provocar problemas como las hemorroides.

Tipos de lubricantes anales

En la actualidad, podemos encontrar desde los lubricantes más sencillos, cuya función es facilitar la penetración, hasta lubricantes que buscan el máximo placer. Dentro de los productos que existen, encontramos distintos tipos:

  • Lubricantes naturales: saliva
  • Lubricantes a base de agua: son fáciles de limpiar y se pueden usar con látex.
  • Lubricantes a base de aceite: perfectos para una práctica sexual plena, al disponer de efecto calor o frío. Pero, descartados para el sexo anal.
  • Lubricantes aromatizados y con sabores: ideales para realizar sexo anal.

Además, es importante saber que muchos lubricantes anales disponen de un anestésico natural, cuya función es mitigar el dolor durante la penetración. Esto es muy recomendable para aquellas personas que no están acostumbradas.