Hablemos de sexo oral
Puntúa este artículo

En la actualidad, es muy extraño encontrar a alguien que no practique o que no se sienta atraído con la idea del sexo oral, y es que dentro del sexo es una de las mejores formas de encender las cosas.

Ya sea la felación, que es el realizado a los hombres, o el cunnilingus, el practicado al clítoris, la vulva y la vagina, el sexo oral es una práctica placentera tanto para hombres como para mujeres. Justo como el sexo, se han creado distintos productos para hacerlo más divertido y disfrutable, como los lubricantes de sabores.

Aunque pareciera que este acto solo se fundamenta en el placer de uno de los dos, suele ser igual de excitante para ambas partes.

¿Por qué se niegan el sexo oral?

No a todos tiene que fascinarle. Las personas que lo practican están de acuerdo con que el sexo oral, practicado correctamente, puede ser perfecto para preparar el terreno antes del sexo, incluso para muchos es imprescindible para llegar al orgasmo.

En España más del 33% de las mujeres se niega a dar o recibir sexo oral, ¿impresionante no? Usualmente, argumentan que al practicarlo sus parejas se concentran tanto en recibir el placer, que se olvidan del principio básico del sexo: la reciprocidad.

Además, los olores y el semen sorpresa puede arruinar todo el momento debido a que a muchas personas no les gusta tragarlo, ni pueden soportar su olor. También en muchas ocasiones suele ser aburrido y ocasiona dolores en la mandíbula y la garganta.

Entonces, ¿cómo hacer que tu pareja lo disfrute?

Para garantizar un sexo oral placentero tanto para ti como para tu pareja, debes considerar algunos aspectos básicos, en donde la higiene juega un papel importantísimo.

Comunícate con tu pareja

¿Qué quiere hacerte y qué quiere que le hagas? En el caso de los hombres, existen alimentos que influyen en el sabor del semen. Es importante darse una buena ducha y usar productos como jabones y geles afrodisíacos para cambiar la idea de tu pareja acerca del sexo. También existen lubricantes con sabores ideados para hacer más placentero el acto.

En caso de las mujeres, no hay nada mejor que la comunicación. Habla acerca de lo que quiere, dónde le gusta que le laman, por cuánto tiempo y, especialmente, esfuérzate para ella.

En ambos casos, es importante que acompañes la lengua con las manos. Acaricia los pezones, el estómago, los muslos, recorre con tus dedos los sitios erógenos de tu pareja y podrás lograr que alcance el orgasmo.

Los implementos importan

En muchos casos el sexo oral es un suplicio para quienes lo practican. Los hombres se acostumbran a la velocidad y lo salvaje de las escenas porno y se olvidan lo doloroso que es tener un trozo de carne en la garganta.

Los lubricantes juegan un papel importante. Recuerda que si tu pareja tiene una mala experiencia con el sexo oral, puede que dejen de intentarlo eventualmente. Así que olvídate de presionar su cabeza y lastimar su garganta o puede que sea la última vez que consigas un buen oral.

Para nadie es un secreto que las mujeres necesitan de más atención que los hombres. Por ello, los juguetes, la excitación y el deseo sexual deben ir en las dosis adecuadas para que lo disfruten.

Juega y experimenta

Hay muchas posturas que aseguran el éxito en los orales: agrega comida, crea recorridos erógenos por tu cuerpo y haz que tu pareja lo siga para descubrir qué es lo que te gusta.

Permitirte conocer tu cuerpo te permitirá que otra persona también lo haga y convierta la experiencia en algo placentero.

No dejes de hablar

Recuerda que no es posible leer la mente de la pareja, por lo que cuando estés disfrutando de una buena sesión de sexo oral, comunícalo: exprésale que te está gustando. Dile si necesitas más velocidad o que vaya más profundo, solo así podrás disfrutar al máximo y enseñarle a tu pareja lo que te gusta. Durante el sexo oral debes dejarte ir y aprovechar todo a tu disposición para sentir placer.

Tu pareja te agradecerá que lo guíes antes y durante el proceso, al menos hasta que llegue a conocerte completamente. Una vez que la pareja ha descubierto la forma y el ritmo preferido de su amante, el placer en el sexo oral estará completamente garantizado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.