¿Cuáles son los fetiches sexuales más comunes?
5 (100%) 1 voto

Hay varios fetiches que son vistos con mayor frecuencia entre las personas, es decir, son más comunes. Quizás por ser más sencillos o bien, porque suelen ser los más comercializados y mostrados de forma pública en los medios.

Pero bien, los fetiches más comunes que podemos conseguir son los siguientes:

  • Lencería y cuero: Los fetiches por las prendas de vestir son muy amplios, pero no cabe duda de que uno de los más comunes son los de prendas específicas de lencería y prendas de cuero. Esto va muy ligado también al hecho de lucir como dominante, especialmente cuando se trata de prendas de cuero. También podemos mencionar otros elementos de cuero como látigos, antifaces y correas.
  • Piercings: Las perforaciones en diferentes partes del cuerpo son el fetiche de muchas personas, especialmente en lo más jóvenes. Ver los pezones o la lengua perforada, incluso la zona genital, puede causar excitación en una persona. Además, cabe destacar que las perforaciones en estas zonas ayuda a la estimulación previa y durante el acto sexual.
  • Zapatos: Hay muchas personas, especialmente hombres, realmente atraídos al hecho de que su pareja use zapatos de tacón durante el acto sexual.
  • Disfraces: Los disfraces para llevar a cabo juegos de roles durante el acto sexual también son uno de los fetiches más comunes entre parejas. Pueden haber muchos tipos fetiches dentro de esta categoría, pues también hay afinidades a ciertos disfraces en especial, así como animales, personajes de series, ciertas profesiones, etc.
  • Manos: Al igual que los pies, hay un gran porcentaje de la población que siente una gran atracción por unas manos bonitas, al punto de que pueden sentir un tipo de estimulación solo con verlas.

Qué entendemos por fetiche sexual

El fetiche sexual es la atracción que siente una persona por un objeto o una parte del cuerpo, pero se trata de una atracción fuerte que puede hacer que esta logre un nivel de excitación únicamente por este elemento.

Cierto tipo de prácticas sexuales, como los tríos o las orgías, así como los juguetes sexuales diseñados especialmente para dar placer, no se consideran fetiches.

Todas las personas pueden tener un fetiche, si bien hay algunos casos donde puede que esta demuestre más su atracción por esto, es decir, hay diferentes niveles para tratar el tema del fetiche, los casos varían dependiendo de la persona.

Fetiches más comunes en los hombres

En el caso de los hombres, los fetiches van más orientados –quizás– al tema de la dominación y el sadomasoquismo, así como a ciertas partes del cuerpo femenino. De este modo, podemos decir que los fetiches más vistos en los hombres son:

  • Látex: Al igual que las prendas de cuero, el látex es un material que al ser lucido por una mujer hace que muchos hombres se emocionen.
  • Voyeurismo: Esto se trata del hecho de ver a dos personas desnudas y/o teniendo relaciones. En algunos casos se trata de acciones sin consentimiento de quienes son vistos y en las que la persona no forma parte del acto sexual.
  • Cabello: Además de las manos y los pies, el cabello es otro de los aspectos del cuerpo femenino por el que muchos hombres sienten una gran atracción, especialmente cuando se trata de peinados como colas de caballo o melenas rubias.

Fetiches más habituales en las mujeres

Los fetiches de las mujeres suelen ser mucho más particulares que lo de los hombres, pues no forman parte de los fetiches comunes en general. Algunos de ellos son:

  • La barba: El vello facial da la impresión de rudeza y esto muchas veces causa gran excitación entre las mujeres
  • Los tatuajes: También se trata de un asunto de mostrar una imagen más ruda.
  • Los disfraces: o quizás más específico, los uniformes.

¿Es malo tener un fetiche?

Los fetiches no son malos, pero dependen de cierto nivel, pues se puede llegar a un grado enfermizo donde el fetiche ya es considerado una patología y quien la padece puede llegar a incurrir en actos indebidos por esta razón.

Diferencias entre fetiches y filias o parafilias

Hay autores que afirman que el fetiche es un tipo de parafilia, pero se puede diferenciar de otros tipos de actos que son mucho más consideradas de este modo.

En este caso el fetiche es una atracción hacia un objeto o una parte del cuerpo, se considera parafilia cuando esta atracción es la única manera en que la persona puede llegar a un orgasmo.

Habiendo dado toda ésta información acerca de los fetiches sexuales más comunes, te invitamos a seguir leyéndonos, pues con nosotros sabrás cada vez más sobre los misterios que guarda el sexo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.