Cómo empezar a comprar disfraces sexys
Puntúa este artículo

Seguro que más de una vez te has fijado en los disfraces que venden en cualquier tienda erótica: Enfermera, colegiala, monja… Los hay incluso para hombres. Pero puede que nunca te hayas lanzado a comprar uno, así que este es el momento, añadir variedad a la vida sexual es algo que todos deberíamos hacer más temprano que tarde y lo más importante… ¡tu pareja va a estar encantada con la idea!

Algo en lo que no suficientes parejas se aventuran es comprar disfraces sexys, al fin y al cabo… la ropa va a acabar en el suelo ¿no? Pero aun así todos los miramos entornando los ojos. Los disfraces, acaben en el suelo o no, son la forma perfecta y más sencilla de añadir algo de picante y divertido a nuestras relaciones. Todo el mundo tiene sus gustos y al que no le gustan las colegialas le gustaran las policías, es solo cuestión de hacer realidad lo que siempre hemos pensado. Además esto también es cosa de mujeres, no dejes que tu hombre se libre de vestirse sexy para ti justo y como a ti te gusta.

Pero… ¿Para que sirve comprar disfraces sexys?

Los disfraces son excitantes. El juego de rol que llevan implícito es obvio y un cambio así en la vida sexual de vez en cuando es un gustazo. Pero no es cuestión de usarlos únicamente durante el sexo, un baile, preliminares, jugar un poco un papel… el disfraz solo es la puerta a una enorme cantidad de experiencia y juegos con tu pareja, todo un regalo.

Hay disfraces para todos los gustos, basta con conocer a tu pareja bien o pasearte con ella por algún catálogo de disfraces sexys para descubrir sus gustos y entrar al juego de los disfraces. A estas alturas todos sabemos que los preliminares son una parte fundamental en las relaciones maduras y comprar disfraces sexys puede dar ese toque que tu pareja necesita para volverse loca.

Además, los disfraces de tiendas especializadas como TuJugueteErótico son fáciles de lavar y duraderos, así que no es cuestión de solo un día. Hacer realidad por primera vez las fantasías de tu pareja con un buen disfraz y ver su cara no tiene precio, pero comenzar a jugar con personajes y escenas es aun mejor, la idea surgirá según la ropa vaya desapareciendo.

Además es la pase perfecta para tus complementos preferidos: Ropa interior sexy, esposas para el policía, un látigo… El disfraz puede ser la base perfecta para descubrir juntos una nueva faceta de vuestra sexualidad o profundizar en una ya existente, añadir diversidad y juegos y barrer por completo cualquier monotonía que se haya instaurado en vuestra vida amorosa.

En definitiva: Los disfraces sexys son algo para todos, hombres y mujeres, todos tienen alguna fantasía o les gusta una estética en especial: Domina, policía, enfermera, bombero… las posibilidades son infinitas y hay para todos los gustos, empieza por algo pequeño que le guste a tu pareja y antes de que te des cuenta puede convertirse en vuestro nuevo juego preferido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.