Muñecas hinchables: lo que necesitas saber
Puntúa este artículo

Las muñecas hinchables son una de los juguetes sexuales que se encuentra a disposición del público en las tiendas de juguetes eróticos. Para sorpresa de algunos, estos juguetes se encuentran en el mercado claramente identificadas por “categorías” o “tipos” dependiendo de las fantasías y la imaginación de su dueño.

¿Para qué comprar muñecas hinchables?

El uso de este tipo de juguetes está mal visto en la actualidad. ¿Por qué le interesaría a alguien comprar uno? ¿Quiénes compran las muñecas hinchables son frikis? Pues no, el hecho de comprar una muñeca hinchable no significa que seas un friki; eso es un estereotipo. Hay muchas razones por las cuales adquirir estos juguetes puede ser una buena idea.

Si eres aficionado a los masturbadores, una muñeca hinchable te ayudará a experimentar sensaciones más intensas, mucho mejor que cualquier masturbador que hayas tenido antes.

Otra posibilidad es que tengas una fantasía sexual que desees realizar, pero temas que tu pareja te rechace o, peor aún, te juzgue. La muñeca hinchable entonces es la mejor alternativa: podrás cumplir con tu fantasía sin temor a ser juzgado duramente por ello.

Probablemente, si tú y tu pareja tienen la fantasía de participar en un trío, llevar a un tercero al dormitorio puede ser problemático o incluso amenazador para la relación de pareja. Sin embargo, este inconveniente no existe con un muñeco: este accesorio se usa en ese momento para satisfacer la fantasía de ambos y luego se guarda en el cajón.

Tipos de muñecas hinchables

Una de las opciones, quizás la más conocida es la adquisición de una muñeca que sea imitación a las celebridades, este tipo de juguete permite de cierta manera sentir que pueden ser cumplidos los deseos eróticos o las fantasías, dejando a un lado los límites y haciendo realidad este encuentro, ya que incluso el producto es construido en tamaño real, como es el caso de la muñeca Beyoncé.

Otros apuestan más a las sensaciones, por lo cual se han desarrollado creaciones lo más adaptadas a la realidad de la zona de vagina y ano, sin necesidad de esculpir el resto del cuerpo, la idea de está práctica es poner a prueba la imaginación y hacer uso exclusivo de la sensación, en cuyo caso se recomienda incluir aceites para intensificar la experiencia.

Ventajas de las muñecas hinchables

  • No existen los riesgos de las trasmisiones sexuales. Sin embargo si llegases a compartir tu muñeca recuerda tener las previsiones correspondientes lavando la zona para evitar algún contagio.
  • Dejas a un lado el miedo de una sorpresa a los nueve meses. Relaja tu mente y no te preocupes por consecuencias de fertilidad, pues esta es una ventaja importante, solo tienes que disfrutar.
  • Esta compañera oportuna estará dispuesta a cumplir tus más mórbidas fantasías sexuales, así que el cielo es el límite.
  • Siempre se encuentra dispuesto a un apasionado encuentro sexuales. No tendrás el común problema de los dolores de cabeza, pues está compañera está 24 x 24.

Imagen cortesía de blogs.elcomercio.es, todos los derechos de autor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.