Saltar al contenido

Consejos para sacar provecho de las muñecas hinchables

9 febrero, 2016
Puntúa este artículo

Conocidas comúnmente como Sex Doll, las muñecas hinchables han pasado a ser parte de los juguetes sexuales más vendidos en el mundo. Este crecimiento se debe a su parecido con mujeres reales, llevando el placer de la masturbación masculina a otro nivel.

Si eres de los que disfruta del sexo en solitario, seguramente tendrás en casa una de estas chicas cuya razón de ser es darte placer y hacerte pasar un momento inolvidable, provocándote sensaciones cercanas al sexo real.

Pero para que puedan darte placer como el primer día, estas muñechas hinchables requieren de ciertos cuidados y si aprendes estos consejos que te daremos, la tendrás siempre dispuesta a darte más en la cama.

Cuidados básicos

Si usas la muñeca para darte sexo oral, entonces recuerda que debes usar un poco de lubricante para que la sensación sea más real, además te facilitará la penetración en su boca. Colocar lubricante también ayuda a que el material con el que están hechas las muñecas hinchables no se desgaste con la fricción y se rompa.

Cada vez que utilices a tu chica, debes limpiarla antes con un paño húmedo sin jabón abrasivo, así eliminarás cualquier bacteria que se haya reproducido mientras estuvo guardada y que puede resultar peligrosa para tu salud sexual. Lo mismo cuando termines tu sesión, recuerda siempre limpiarla.

Sobre los lubricantes, la mejor opción es los realizados a base de agua porque permiten una mejor fricción y si la muñeca está hecha en látex, un lubricante de aceite generará calor durante el sexo, algo placentero inicialmente pero que acabará con tu juguete sexual y con tu experiencia.

Como limpiar tu muñeca hinchable

Para mantener higienizada tu muñeca es importante contar con un jabón neutro, sin olores sin químicos, así tendrás la seguridad de que tu juguete esta en excelente estado. Una de las mejores maneras para limpiarlas es desinflándolas, quitarles todos sus complementos y sumergirla unos minutos en una mezcla de agua con jabón.

Este paso es el más sencillo de hacer, sobre todo si tienes unas de las muñecas hinchables básicas del mercado. Estas son realizas en látex que resisten a la mayoría de los movimientos que haces, sin embargo se pueden limpiar de forma rápida con un paño húmedo.

En cualquier caso, una vez te aseguras de que salga todo lo que has dejado de tu noche romántica dentro de la muñeca, puedes secarla sea al aire libre o con un paño sintético y sin frotar demasiado, pues entre el agua y el frote puedes acabar dañándola.

Si tienes una muñeca realista, seguramente el lugar donde la compraste te indicará el producto con la que debes limpiarla, las muñecas hinchables realistas no son aquellas que parecen una persona, son las realizas en otro tipo material pero que sus rostros son elaborados con complementos que asemejan a los reales. La mayoría de estas chicas tiene en los orificios unos contenedores que sólo debes sacarlos para higienizarlos, luego colocarlos en su posición y a disfrutar.

Imagen cortesía de alibaba.com Todos los derechos reservados