Saltar al contenido

Aprovecha al máximo el columpio sexual

3 noviembre, 2015
Puntúa este artículo

El placer durante el sexo se obtiene no sólo con lo que haces en la cama, sino de cómo lo haces y con qué intensidad, además del toque de originalidad que puedes ponerle a tus encuentros. Gran parte de esta sensación la dan los juguetes sexuales. Si tienes ganas de probar algo diferente y experimentar nuevas posturas, te recomendamos los columpios sexuales.

No hay nada mejor para salir de la rutina de estos accesorios sexuales. Le darán al sexo un toque de morbo y diversión adicional para cambiar la rutina diaria. El mercado erótico aprovecha estos momentos en los cuales las parejas buscan cambios para ofrecerles lo mejor de dos mundos: placer y diversión.

Una idea excitante

El uso del columpio sexual requiere paciencia y concordancia, y para disfrutar al máximo de este accesorio sexual se puede tener a mano el libro de posturas Kamasutra. Una de las posturas más placenteras es “el abrazo”, donde tu pareja te sostiene en el aire y te penetra mientras se balancean juntos en el columpio, nada de esfuerzo y el clímax está garantizado.

Practicar sexo nunca fue tan divertido y excitante como con el uso de los columpios del amor. Existen los que puedes instalar en el techo del cuarto para no tener problemas de ningún tipo, y es perfecto para las parejas que les encanta el sexo aventurero y no temen ser vistos.

Y si son de las parejas que prefieren un poco de aventura temporal, o no viven solos y tienen hijos, lo mejor son aquellos columpios que pueden colocarse en la puerta de la habitación o una pared resistente. La desventaja es que no son tan seguros y deberás contener tus gritos porque la colocación contra un objeto fijo, le hace sonar más.

Seguridad y sexo a la vez

El columpio sexual está diseñado con mucho cuidado y atención. Así la pareja que lo usa puede usarlos con seguridad y tranquilidad. La mayoría de estos accesorios soportan hasta 120 kilos, por lo que puede ser utilizado sin temor a caer, o por lo menos no por el peso.

El diseño de tres correas que se enganchan entre sí se encargan del trabajo más resistente: dos de ellas sostienen las piernas y la tercera va desde el lumbar hasta la espalda para garantizar más agarre. Generalmente están realizados en nylon acolchado y hay algunos modelos más estéticos con piel (imitación) pero suaves y cómodas para que no produzcan daño a quien queda suspendido.

Perfecto para probar nuevas posturas, los columpios del amor son simples de usar y gracias a esta simplicidad en la suspensión, la pareja puede controlar la intensidad y ritmo de la penetración, retrasar la eyaculación o jugar a alcanzar el orgasmo mientras se balancean.

Recuerda que algunas posiciones no se pueden hacer con el columpio temporal de puertas, pues requiere libertad de movimiento y con éste accesorio no lo tienes, mientras que aquel instalado en el techo te da el movimiento a 360 grados. Sin duda una experiencia de fetiche y de dominación perfecta para una noche de placer.

Imagen cortesía sexotop.com Todos los derechos reservados.