¿Que usar en preparación para el sexo anal?
Puntúa este artículo

Si estás considerando probar el sexo anal, entonces este artículo te interesa. Un tema aún tabú en algunas culturas, pero que día a día va ganando terreno en las conversaciones fuera y dentro de la cama, por eso no es extraño que el sexo anal sea un tema cada vez más hablado sobre todo entre amigas.

Para disfrutar plenamente de la práctica del sexo anal es importante un buen preámbulo, no basta sólo con la penetración con lubricante anal, pues el ano es una parte del cuerpo con miles de terminaciones nerviosas, que si no le dedicas tiempo a dilatarlo, puedes arruinar el momento.

Con un buen lubricante se puede

Hoy en día son más las parejas que se aventuran a probar el sexo anal, lo que inicialmente era considerado anti natural ahora se practica frecuentemente, ya no es un modo de sexo que sólo va dirigido a parejas del mismo sexo, cada día crece el número de hombres que le piden a sus chicas tener sexo por la “retaguardia”.

Gracias a todas las terminaciones nerviosas que posee el ano, las relaciones anales pueden ser muy placenteras para la mujer. Los músculos orgásmicos juegan un papel importante en el acto sexual. El borde de esta zona es además tan sensible que puede hacerte estallar de placer al ser estimulada.

La verdad es que si no estás convencida de la penetración anal completa puedes iniciar con las caricias sólo alrededor del ano. Aunque parezca increíble, besar o acariciar esta zona con los dedos o la lengua es suficiente para hacerte alcanzar un maravilloso orgasmo. Eso sí, siempre dependerá de cuan dilatado esté el ano.

Uno de los mitos más escuchados sobre la práctica del sexo anal es el dolor, la mayoría de las mujeres aseguran que el la sensación mientras eran penetradas era incomoda o dolorosa. La realidad es que debido a que es una zona más estrecha, la fricción se siente más fuerte. Si en algún momento sientes dolor es porque el ano no está relajado y abierto para recibir placer.

Tips para disfrutar al máximo

Inicialmente es importante que la pareja esté de acuerdo en probar el sexo anal, un consenso entre ambos les ayudará a relajarse aún más. Si la mujer no comparte la idea, será más difícil que el ano se dilate pues estará concentrada en hacerlo y no en disfrutarlo.

Un nivel de excitación debe ser alto, cuanto más excitados estén mejor será. Cuando la libido aumenta, las sensaciones aumentarán y las ganas de hacerlo también. Los preliminares eróticos juegan el papel más importante para relajar esta zona del cuerpo.

Tammbién las caricias deben ser incluidas en los previos al sexo, será otra manera de prepararse para el próximo paso, si los acompañas con besos provocarás que el lubricante natural del cuerpo aumente. Mientras, puedes aprovechar de utilizar juguetes eróticos en la zona anal para irlo acostumbrando a que sea penetrado.

Verás que con estos tips, te provocará hacerlo por detrás más a menudo.

Imagen cortesía de imujer.com Todos los derechos reservados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.