Juegos eróticos, un placer en pareja
Puntúa este artículo

Para una pareja es importante no llegar a la monotonía, con lo que resulta importante innovar en materia de sexo y placer para estimular el cuerpo y la mente en pareja. Y es que el cerebro es el órgano sexual más poderoso que existe, con lo que debes estimularlo todo lo posible. Y para ello los juegos eróticos son una muy buena opción.

Refrescar la vida sexual con juegos eróticos es más sencillo de lo que piensas. Con mucha imaginación puedes convertir una habitación en un auténtico salón erótico. Lo importante es siempre ir de menos a más. Es decir, si no has probado nunca el usar un disfraz, puede ser raro para tu pareja que un día aparezcas vestida de Rapunzel y acabar causando el efecto contrario.

El paso inicial es ir conociéndose en cuanto a las ideas de juegos reóticos que tiene cada uno, para así establecer límites y plantear todas las fantasías sexuales que tiene la pareja. Llegar a un acuerdo entre ambos es parte del juego erótico.

Fingir que no os conocéis

Es el juego más común entre las parejas. Si quieres triunfar en esta materia, vístete de un modo sensual y cita a tu pareja en un lugar romántico. Finge que no la conoces y acércate presentándote y diciéndole cualquier piropo. Cuando la situación esté lo suficientemente caldeada, juega a pasarle tu pie por la entrepierna y dile que no llevas ropa interior… En seguida estaréis en un sitio más íntimo donde podrás sorprenderle con un tanga de caramelos que deberá quitarte usando solo la boca.

Strip Poker

Tal vez jugar a las cartas no suene mucho a un juego erótico, pero solo si no sabes cómo hacerlo. La clave de esta divertida idea es apostar una pieza de ropa de la que te irás desprendiendo cada vez que pierdas. Eso sí, antes de empezar es aconsejable preparar el salón de manera romántica pero con aire sexy. Los dos debéis vestiros provocativamente y ¡se abren las apuestas! Aunque en este caso ganan todos.

Pintura sobre el cuerpo

Como se intuye por el nombre, con este juego la piel de nuestra pareja será el lienzo y su cuerpo desnudo te permitirá imaginar cualquier fantasía. Para ello hay que usar pinturas especiales para body painting y hacer uso de la imaginación más artística, con un toque sensual. Pero atención: la pintura no es a prueba de agua ni a prueba de telas, con lo que cuidado con dónde decidís terminar el juego.

Disfraces

Este es un juego erótico que requiere de previa comunicación entre la pareja, y recuerda que es importante conocer antes lo que piensa la otra persona sobre esta opción. Pero no hay duda de que es un juego divertido y sexy donde podéis vestiros como algún personaje de ficción, por ejemplo Caperucita Roja, o por el contrario fingir que el hombre es lo que toda mujer busca en un momento dado: “ese marino con su impecable traje blanco” que llega de una misión y debe partir en pocas horas. Uno de los más populares es el de colegiala sexy con el que seducirás a tu pareja al instante.

El perfume escondido

Este es un juego poco conocido pero hará que la sangre de tu pareja hierva. Primero hay que colocar aceite de masaje (con olor suave o frutal) en distintos puntos del cuerpo, y luego invitar a la pareja a olfatear el cuerpo desnudo con los ojos tapados, tratando de adivinar dónde se encuentra el perfume. Por cada acierto, deberás darle un beso allí donde tu pareja elija. Prueba este juego erótico y no hay duda de que los dos disfrutaréis.
Imagen cortesía de anónimo (entremujeres.clarin.com) Todos los derechos reservados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.