Saltar al contenido

Cómo alargar el pene de forma natural

2 septiembre, 2019

El tamaño del pene es algo que preocupa a muchos hombres. A pesar de que es algo que, normalmente, no suele importar a sus parejas, a ellos puede llegar a acomplejarse. Si no te gusta el tamaño de tu miembro viril y quieres alargarlo, aquí te mostramos cómo hacerlo.

Cómo funcionan los alargadores de pene

Estamos hablando de un tratamiento que requiere paciencia, buena alimentación y fuerza de voluntad. Los alargadores de pene debes llevarlos unos seis meses durante todo el día. Lo que hacen estos alargadores, o extensores, es estirar el pene; por ello, aumentan el tamaño pero no el grosor del miembro viril. También debes tener en cuenta que, como máximo, con este método vas a alargar tu miembro dos centímetros.

 

Funcionamiento de los alargadores de pene

Bombas de vacío

Las bombas de vacío son perfectas si buscas algo temporal. Lo que debes hacer es introducir tu pene en el aparato y, una vez dentro, este se encargará de succionar tu miembro. Con ello, lo que se consigue es retener la sangre en el pene y provoca que este aumente de tamaño durante unos 30 minutos.

Cómo alargar el pene de forma casera

Si deseas alargar tu pene, lo mejor es hacerlo de manera natural. De esta forma, evitarás efectos secundarios y cualquier lesión derivada de un mal uso de los aparatos.

Alimentos para alargar el pene

Una correcta alimentación es clave para conseguir alargar tu pene. A continuación, te mostramos una lista de alimentos que pueden ayudarte a conseguirlo.

  • Guineo o plátano: hablamos de uno de los alimentos más beneficiosos para aumentar las dimensiones de tu miembro viril.
  • Cebolla: añadir cebolla natural, sin cocinar, a las comidas evitará que la sangre se coagule.
  • Gingko Bilabo: este producto logra que la sangre se localice en un punto. Eso sí, cuando consigas los resultados esperados, deja de consumirlo.
  • Chocolate negro: este alimento se caracteriza por aumentar el libido y mejorar la circulación.
  • Alimentos ricos en arginina: existen muchos, pero destacan sobre todo la caballa, el atún, el pavo, el germen de trigo, el pollo, el salmón, las nueces, las lentejas, las gambas y las semillas.
  • Proteínas: se encargan de restituir el músculo, promover la producción de espermatozoides y conseguir una mayor calidad de erección.
  • Vegetales: especialmente las zanahorias, patatas, tomates y brócoli.
  • Chile: permite una mayor fluidez sanguínea y consigue regenerar las células que se han visto afectadas por el alargamiento.
  • Zinc: las semillas de calabaza y girasol son las más indicadas.

Ejercicios de Jelqing

Su función es aumentar el tamaño del pene durante la erección con un masaje en el miembro de forma que estira y mejora el flujo sanguíneo.

Alargar el pene de forma natural

Pasos

Para llevar a cabo la técnica de Jelqing, es necesario seguir una serie de pasos:

  • Lubrica tus manos y tu pene para evitar daños.
  • El pene debe estar completamente erecto, sino los efectos serán menores.
  • La mano debe formar un círculo entre el dedo índice y el pulgar.
  • Al empezar, coloca la mano apretando el pubis.
  • Agarra el pene y realiza un movimiento de arrastre hacia el glande. Así conseguirás llevar la sangre a esa parte.
  • Cuando sientas que el glande se llena de sangre, aguanta unos dos o tres segundos y después para.

Ventajas y desventajas

Estas son las principales ventajas de realizar estos ejercicios.

  • No necesitas ningún equipo material.
  • Te permite sentirse más sano y comprender tu erección.
  • Existen teorías que aseguran que esta práctica es beneficiosa para la salud masculina.

Por el contrario, esta técnica también tiene varias contraprestaciones:

  • Este proceso debe hacerse varios minutos al día, unas cinco veces a la semana.
  • Los resultados no son instantáneos y pueden tardar, en algunos casos, hasta años en llegar.

Ejercicios de Kegel para hombres

Estos ejercicios suelen utilizarse para fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo. En el caso de los hombres, lo que hacen es enviar más sangre al pene.

Lo que se hace es realizar contracciones en el músculo pubococcígeo, ubicado entre el ano y los testículos, empezando suavemente y aumentando la intensidad. Cuando sientas que no puedes más, aguanta 30 segundos y, después, relaja unos segundos antes de volver a empezar.

Lo más recomendable es realizar 120 contracciones repartidas en cinco series de 24 contracciones cada una; con un descanso de cinco segundos entre ellas.

Precauciones a tener en cuenta

El ligamento suspensorio no se puede estirar demasiado porque podría derivar en una dolorosa erección; por eso, cuando sientas dolor, debes parar inmediatamente. Además, se debe descansar uno entre dos días.