Una de las partes más importantes de la mujer para potenciar el placer es el clítoris, debido a que esta parte es extremadamente sensible y al mismo tiempo delicada, por lo cual juega un papel muy importante al momento de llegar al orgasmo.

Por esta razón, en esta oportunidad queremos hablarte acerca del succionador de clítoris para que aprendas a estimular mejor esta zona y de este modo puedas alcanzar el máximo de placer que este te ofrece.

¿Cómo funciona?

Este succionador trabaja con una ventosa, que se instala en el clítoris. Esta a su vez va unida a un tubo plástico que termina en una especie de pera o bomba. A medida que se aprieta esta bomba, la ventosa empieza a succionar el clítoris, provocando que la sangre se acumule en los tejidos blandos y sensibles. De esta forma el aparato permite aumentar en gran medida el placer y la excitación.

Instrucciones de uso

Depílate bien la zona vaginal

Depilarte completamente tu zona vaginal, te permitirá al succionador agarrarse mucho mejor y de esta manera conseguirás los efectos deseados sin ninguna dificultad. Por otro lado, asegúrate de leer muy bien las instrucciones del producto, no solo para que lo utilices de manera adecuada, sino  también para aplicar algunos tips o consejos que puedan servirte de gran ayuda.

Coloca el succionador en la posición correcta

Antes de empezar a disfrutar del succionador de clítoris, asegúrate de que este te cubra todo el clítoris. No obstante, este producto está perfectamente diseñado para ajustarse sin ningún problema a tu zona íntima y así ayudarte alcanzar tu objetivo de manera fácil y rápida.

Empieza a bombear a un ritmo regular

Evita comenzar demasiado rápido, más bien bombea despacio al principio y poco a poco, ve observando la reacción de tu cuerpo. De esta manera conseguirás una mejor estimulación de la zona, haciendo que se vuelva mucho más sensible ante cualquier estímulo. Asimismo, te aconsejamos usar el succionador únicamente 30 minutos, ya que este tiempo es más que suficiente para obtener los resultados esperados.

Utilízalo delante de tu pareja

Puedes masturbarte delante de él y lograr que los dos se exciten mucho más. Igualmente, la succión de los labios vaginales y el clítoris hace que estos se inflamen, consiguiendo que luzcan más grandes y más excitante para el hombre, es decir, los dos se beneficiarán mucho de este producto.

Utilízalo con moderación

En primer lugar, aprende a conocer tus propios límites. Si utilizas este succionador de forma excesiva, puedes ocasionar irritaciones, ruptura de vasos capilares o de venas. Pero si por el contrario, aprendes a usarlo con moderación, podrás alcanzar el máximo de placer y al mismo tiempo vivir una experiencia inolvidable con tu pareja.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.