La estimulación prostática es una práctica que puede transformar el sexo en pareja y la masturbación, ya que hace que el placer sea mucho más intenso que de costumbre. En este artículo te contamos las maravillas de esta técnica.

Cuáles son las bondades de la estimulación prostática 

La estimulación de la prostáta mejora tu sexo porque al masajearla vas a experimentar algunas consecuencias muy placenteras:

  • La estimulación prostática te ofrecerá una erección mucho más fuerte y larga, por lo que tú y tu pareja podrán tener más sexo y con más intensidad.
  • La zona de la próstata tiene terminaciones nerviosas que al ser estimuladas te producirán placer.
  • Al llegar al orgasmo mientras estimulas esta glándula, notarás que tu eyaculación es mucho más abundante de lo normal. El masaje prostático genera una descarga completa de los fluidos seminales (recuerda que la próstata interviene en la producción de semen).

¿Cómo llevar a cabo la estimulación prostática?

Hay varias maneras de estimular tu próstata, pero se puede hablar en general de 2 tipos de masajes: directo e indirecto. Sin embargo, los términos “directo” e “indirecto” son engañosos en este contexto, porque solo podremos masajear la próstata indirectamente, a través de la estimulación de otras zonas que rodean a esta glándula.

Por un lado, el método indirecto para masajear la próstata consiste en estimular el perineo, presionando el punto hacia arriba con tus dedos al tiempo que te masturbas o penetras a tu pareja. Procura no presionar con demasiada fuerza, sino más bien con firmeza pero sin llegar a ser enérgico para no causarte dolor. Este método es mucho más simple, pero es menos eficaz que la estimulacion directa.

Por otro lado, la estimulación directa consiste en realizar un masaje de la próstata, penetrando tu ano con un dedo o un juguete sexual. Sin importar con qué penetres tu ano para el masaje prostático directo, recuerda que es necesario aplicar lubricante suficiente para que la penetración no te cause dolor.

2 consejos para incorporar el masaje prostático a tu práctica sexual

En primer lugar, es posible que la idea de penetrar tu ano con un dedo o un objeto pueda causarte mucha incomodidad. Si eso sucede, simplemente sigue el primer método que explicamos anteriormente.

En segundo lugar, ya que vas a estar experimentando y conociendo cómo reacciona tu cuerpo, lo mejor es que vayas probando el masaje prostático mientras te masturbas. Una vez que te sientas más cómodo con esta práctica, incorpóralo al tener sexo con tu pareja. Una posibilidad es que le expliques a tu pareja cómo llevar a cabo la estimulación y que se encargue de ello mientras tengan relaciones.

¿Qué juguete sexual es ideal para la estimulación prostática?

El mejor accesorio para el caso es el estimulador de próstata. Se trata de un juguete sexual perfectamente diseñado para masajear esta glándula mientras tienes sexo o te masturbas. Pueden tener 1 o 2 brazos y una agarradera con la cual podrás manipular el juguete cómodamente usando uno o 2 dedos.

La sección más gruesa del estimulador masajeará la próstata desde el interior del ano, mientras que el brazo más pequeño (si lo tiene) debe llegar al perineo para masajear esta glándula indirectamente.

 

Imagen cortesía de frutafresca.cl, todos los derechos de autor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.