En la preparación del exquisito plato del acto sexual el placer es el principal ingrediente para garantizar la satisfacción de los comensales. En ese orden de ideas el uso de juguetes eróticos puede proporcionar a la pareja un descubrimiento de un mundo diferente, en el cual los juegos de preámbulo conforman la clave en la satisfacción de todos, tal y como es el caso de las bolas chinas.

Muy a pesar de lo que piensa la mayoría el preámbulo o preparación para el acto sexual de la mujer puede ser generada con horas de anticipación. La mujer puede hacer uso de diversas herramientas que la incorporen en el placer sexual con el fin de estar a la par en el proceso de excitación del género opuesto.

Una de las herramientas utilizadas por la mujer para la excitación como son las bolas chinas, pueden además resultar positivo en la medida en que las mimas pueden ser usadas como terapia en el fortalecimiento de la musculatura pélvica.

¿Cómo funcionan?

Las bolas chinas son introducidas por la mujer detrás del músculo situado en el suelo de la pelvis, es decir, donde son colocados los tampones. Las bolas chinas en su mayoría están compuestas en su interior por otra bola más pequeña, las cuales conjuntamente con el movimiento realizan contacto con la bola exterior proporcionando un movimiento vibratorio que resulta erótico y excitante a la vez.

Las disponibilidades y opciones en el mercado con respecto a las mismas son muy amplias. Las usuarias pueden obtener por ejemplo las bolas chinas texturizadas, las cuales son fabricadas con una especie de gelatina, conformadas en su interior por esferas metálicas, siendo así una puerta abierta al placer.

Una alternativa diferente la conforma las bolas chinas vibratorias, que permiten experimentar con cada tirón de la cuerda las vibraciones que generan como consecuencia de un proceso de excitación diferente y placentera… Una preparación para el coito perfecta.

Diversas funciones a lo largo de la historia

Este arte ha sido incorporado desde hace años y mientras algunos piensan que este proceso es utilizado para controlar y explorar el lado femenino, otros lo emplean como fortalecimiento de la vagina.  La implementación de las bolas chinas permite mejorar el rendimiento sexual y la incontinencia urinaria leve del género femenino.

Ahora bien hay bolas chinas generadas para toda ocasión. Reconocer las indicadas para cada tipo de mujer depende de diversos factores como lo es la edad, el tamaño de la vagina y el hecho de dar a luz o no.  Mientras más partos y edad tenga la mujer lo recomendable es que inicie con una bola, en caso contrario dos bolas funcionan de manera perfecta.

La recomendación para la incorporación de este tipo de juguetes sexuales es el uso de los mismos unos quince o veinte minutos al día por tres días a la semana, progresivamente se ampliaría un día hasta lograr todos los días de la semana.

Sin embargo un factor clave en el uso de este tipo de herramientas es la lubricación, la cual impide lesiones en el área. Indistintamente de las preferencias sexuales las bolas chinas resultan terapéuticas y reconfortantes para aquellas que se atrevan a cambiar su rutina y probar algo diferente.

Imagen cortesía de centradaenti (centradaenti.es), todos los derechos de autor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.