Te has preguntado si necesitas tener un lubricante en el cajón junto a tu cama? La respuesta es sí. Aquí te damos algunos motivos para hacer del lubricante el mejor aliado de tu placer y tu salud sexual.

Lubricantes - Tu Juguete Erótico

1. Son muchos los factores que pueden provocar sequedad vaginal, desde cuestiones psicológicas y emocionales, pasando por el estrés o el día del ciclo menstrual, hasta la lactancia o la menopausia. Sequedad vaginal y sexo no se llevan, la fricción en seco, además de ser dolorosa, provoca pequeñas llagas o rozaduras que pueden terminar en infecciones.

2. ¿Sexo oral? Los lubricantes saborizados le dan variedad a la experiencia. Antes de comprarlo, revisa los ingredientes del lubricante. Prefiere aquellos a base de agua, los de aceite no son muy recomendables si se va a tener contacto vaginal o si se utiliza preservativo. Opta también por los que no tienen azúcar y que tienen pocos ingredientes añadidos, eso ayuda a evitar irritaciones, infecciones o cambios en el pH de la vagina.

3. Es indispensable recurrir a un lubricante cuando se usan vibradores o juguetes, ya que los materiales pueden causar pequeños desgarres y terminar en infecciones.

4. A veces, ajustar el ritmo del deseo en una pareja toma cierto tiempo de adaptación. El lubricante puede ser de gran ayuda para lograr la estimulación precisa en el momento necesario.

5. Los condones suelen resecar la piel y la mucosa vaginal, provocando dolor y ardor. Además de hacer menos placentera la experiencia, la sequedad puede provocar pequeñas llagas e infecciones, o bien, romper el preservativo. El lubricante a base de agua es la solución perfecta.

6. Para los hombres que odian usar condón porque les quita sensibilidad, los expertos dicen que poner una gota de lubricante en la cabeza del pene antes de colocarse el preservativo puede aumentar el placer. ¿Ustedes ya hicieron la prueba?

7. La masturbación forma parte de la vida sexual de todo ser humano. Recurrir al lubricante puede facilitarla y hacerla mucho más placentera

8. Si hay sequedad y no tienes un lubricante a base de agua o de silicón, recurre a tu propia saliva, siempre será mejor que nada.

9. ¿De agua o de silicona? Los expertos recomiendan lubricantes a base de silicona para el sexo anal, ya que los de agua se absorben rápidamente. Si se trata de sexo vaginal, es mejor evitar los lubricantes a base de petróleo, vaselina o aceites minerales, ya que sus partículas se adhieren a la mucosa vaginal y propician el desarrollo de bacterias.

Fuente: Luza Alvarado

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.